Mi primer carrera larga (Alen de URUGUAY EXTREMO)

Mi primer carrera larga (Alen de URUGUAY EXTREMO)
Desde que arrancó el año mi meta era llegar a correr al menos una carrera larga en el
2008 y algunas cuantas chicas.
En el camino conocí a los Saltó que, como un integrante los había desertado, aceptaron
integrarme.
Así corrimos el desafío del oeste, aventura Piedra alta y las misión GT…. Pero faltaba
una carrera larga.
Después de 3 meses desentrenados, arrancamos, cada uno por su lado la preparación y
nos pusimos la Misión GT de minas como entrenamiento y prueba 2 semanas antes dela
XC200. Quique con Juanca “el canario” y Nando y yo. Dimos bastante vergüenza pero
al menos llegamos enteros y nos empezamos a mentalizar para Colonia
(“mentalizar”..bien dije…. “entrenar”…… noooooo…. Para qué).
A priori todo sonaba de lujo… Juanca se tomaba licencia de 1 semana para entrenar en
playa Fomento donde tiene su casa y donde tendríamos alojamiento, tendríamos como 3
asistentes y 4 vehículos a disposición.
Estábamos motivados por de más… Nando ya rechazaba sin abrir mis extensos mails
analizando quiénes se inscribían, cómo correríamos, cuáles eran nuestras chances y mil
pavadas más que no pesan frente a una buena organización y una buena orientación
(pero la ansiedad me mataba)
Nando y Quique largaron temprano sus laburos y agarraron el camión Hiundai cargado
con canoas, bicis y, al menos, 3 supermercados enteros de comida y provisiones.
Aunque mi orden era “no traigas nada de comer”, al salir de Santa Lucia a eso de las 18
del viernes, paré en Libertad y compré algo. Lo mismo hizo Juanca.
Nos encontramos todos en el check in en La Paz a eso de las 20 donde ya se respiraba
un ambiente de competición.
Nos fuimos a playa fomento donde empezamos a preparar todo para el día siguiente.
Quique armaba un bagón de sándwiches a sabiendas de que no los prepararía el día
siguiente cansado. El resto armábamos equipos y demás. Todos criticaban que mi bici
no tocaba agua desde que la fundieron y tenía barro desde la última carrera.
Hicimos la pasta party y al sobre. Arturo ya empezaba a dar galas de buen asistente con
la preparación de la cena y al día siguiente del desayuno.
Arrancamos para Nueva Helvecia y nos dieron mapas y hojas de ruta. Todo indicaba
que el recorrido “optimo” marcado por la organización de 220 k era en avión….. ibamos
a pedalear como condenados.
Y arrancó la XC 200 el cuarteto masculino Uruguay Extremo.
Tranqui hicimos el Bike & Run donde quedábamos entre los últimos pero metiendo un
ritmo de unos 13 km/h.
Tomamos las 2 bicis restantes y salimos para el norte, primero tentados de tomar un
trillo que parecía ahorrar algunos kms pero que tenía pinta de estar duro…. Optamos
por uno más dócil.
A la hora de carrera, mezclados en un grupo de 10, llegamos a la ruta, ,donde nuestra
primera sorpresa de la carrera fue ver que nos pasa el GT TEAM que se ve que tomaron
el trillo difícil (primer acierto de Nando en la orientación).
Marcamos el PC 3 y nos fuimos para Don Miguel. Algunos nos pasaban pero nosotros
tranqui. Ansioso, me adelantaba en las subidas dejando a Quique y Juanca
desprotegidos pero a paso firme. En medio del trayecto, a unos 10 km de la estancia,
nos cruza Trek de frente…. pensé que estaban volviendo del trtekking pero los tiempos
no daban. Estaban perdidos.

Llegamos a LA estancia Don miguel con ya 45 k recorridos de bici. Nos esperaban
ayudantes con bebidas frescas pero….. se habían olvidado los sanwiches. Menos mal
que Juanca había hecho una tarta de fiambre y queso sin fiambre y unas empanadas…
Marcamos el PC en la posición 16 y fuimos para la cascada caminando ya que los
caballos no aparecían. Interceptamos uno de camino y lo robamos. En el medio, empecé
con calambres que me auguraban un trekking caminando mientras Quique hacía alardes
de jinete poniendo el caballo de costado, de rodillas y haciendo cabriolas…. Y yo
retorcido del dolor…
Después de la cascada, fuimos bien orientados hasta las casas y, ,desde ahí, paramos y
miramos al horizonte. Vimos como muchos tomaban un rumbo norte pero leimos claro
en la hoja de ruta que había que ir para donde se veía un arbol aislado…. Vimos uno
sólo y ahí arrancamos…. Muchos nos seguían. Nuevamente, nos pasa Trek.
Llegamos a la cueva y vimos la roca… clarito… no había dudas…. El de la
organización que veía un oso que le afloje a los hongos… era clarito un tigre.
Apuntamos al cerro siguiente donde se veía unos brillos. Pasamos por 783 uñas de gato
y llegamos a donde estaba el gallego junto con algunos equipos más. Marcamos 13 o
15… algo así (2do acierto orientación Nando).
A la vuelta quisimos evitarnos algún cerro y ahí nos perdimos un poco.
En un momento vimos que nos seguían agazapados un duo. Los interceptamos y
apuntamos para un rumbo… conversando nos preguntan donde está el gallego…. Pah!
Taban más perdidos que nosotros nos seguían con rumbo oeste desde la cueva del tigre.
Les explicamos cómo llegar al cerro del árbol.
Finalmente llegamos a Don Miguel. Los asistentes habían reparado un pinchazo en mi
bici y se habían ido a buscar los sándwiches. Ya estábamos muertos. Veníamos de estar
2 hs perdidos pero al menos veníamos frescos de un chapuzón y descanso de 15
minutos en la cascada (quique estuvo esos 15 minutos acostado boca abajo en la cascada
en el sentido opuesto al que corre con la boca abierta…. Una imagen muy graciosa )
Tomamos las bicis y llegamos a buen ritmo al molino quemado a eso de las 18.30.
De ahí pasamos por todos los tipos de siembra que hay, no perdimos un par de veces
más y llegamos finalmente al PC de las canoas a las 20 y 30 aprox donde vimos a
alguien hablando con el director de carrera sobre lo que imaginábamos…. No haríamos
la canoa y la carrera estaba terminada por ese día
A bañarse, a comer y a dormir. Quique y Juanca como nuevos, Nando y yo que no
podíamos abrir la boca para comer. Quique tiró el tuco al piso así que la pasta salió con
queso y oliva. Ni me di cuenta la diferencia.
Día 2
Desayuno continental a cargo de Arturo a las 3 y poco.
Con los ojos hinchados por la insolación y el poco dormir fuimos a La Paz.
Al arrancar la carrera 1 hora más tarde, llegamos tranqui a las bicis y empezamos a
pedalear. Metidos en tremendo pelotón hicimos caso omiso de la obvia referencia que
era el camarógrafo en la banquina para tomar el trillo al pc 1 al lado del gasoducto.
Dimos un par de vueltas perdidos y vimos una luz de un cuatri que nos hizo suponer que
por ahí andaba la cosa. Vimos el trillo y más tarde al gallego con su robusto físico
agasapado atrás de un árbol escondido y con los ojos cerrados para que fuera
prácticamente imposible verlo (pa complicarla un poco no más)… Marcamos junto con
GT y Las águilas y nos pegamos a ellos. Los seguimos firme durante algunos kms y
llegamos a Indaré. Tomamos las canoas y arrancamos el trekking trotando suave. En la
primera intersección a la salida del muelle tomamos a la derecha y junto a la gente de
San José, dudamos si convenía la costa o el camino de balastro. Optamos por el

balastro. Antes del PC 4 ya empecé a acusar ampollas pero seguimos con los
picapiedras cerca y un dúo. Marcamos 21 ahí… pensando en la lista original de 32
equipos.. no nos parecía tan mal (ilusos nosotros). En la playa, quique acusa ampollas y
más tarde Juanca empieza a mostrar una hinchazón en la rodilla.
En la playa vimos pasar a todos los equipos de frente y, luego de marcar en Juan Lacaze
y descansar en el puerto unos 15 minutos a la sombra con la enfermería a full, salimos
junto a PIcapiedras en el trekking de regreso con Juanca y su rodilla fuera de lugar.
La playa se hizo eterna y muy torcida. Veíamos a los picapiedras adelante rengueando
como nosotros. Al pasar por el pc 4 preguntamos si quedaba alguien atrás. La muchacha
comenzó a reirse y se tiraba por el piso…. Al levantarse, tomó una bandera y nos
seguía como quien se pone a dar vuelta sillas cuando estás cenando en restorán. No nos
apuraba. Quique aclaró….. no vamos últimos… vamos 2dos en cuartetos …
sencillamente brillante.
Llegamos hasta Javi. Nando ya miraba de reojo cada boludez que yo le decía de
orientación, ,viendo si me hacía un enema con la brújula. Rumbo al muelle vemos a los
Picapiedras esquivando el ataque de una crucera de buen tamaño. Javi nos informó que
el recorrido se había reducido (aleluya!!!).
Tomamos la canoa que tiraba mucho para la derecha y fuimos remando sólo de un lado.
Agarramos las bicis y nos fuimos a muy buen ritmo hasta el campamento artigas. De
camino pensamos en ocupar una casa y secuestrar a una familia que mostraba un medio
tanque cargado de achuras y asado.
Al llegar a la tirolesa, vemos gente cerca delante nuestro y al ratito llega un dúo
acusando una infección urinaria. Nando cruzó el río y vino en la balsa. Arrancamos el
trekking suave y tomamos 2 ramas como bastones. Aliviaba mucho. Nando también
acusaba cansancio y ahora sus championes especiales de trekking se estaban rompiendo
en el talón y provocaban ampollas. Llegamos a la cantera y se veían equipos cerca.
Retornamos al parque y los asistentes nos recargaron agua y comida. Pedaleamos a
ritmo acelerado hasta indaré y acá paro para mencionar que en este tramo, al igual que
en el 70% del trayecto en bici, Juanca ayudó empujando a Quique, aún con la rodilla
hinchada y fuera de lugar. Un monstruo-
Yo cinchaba y Nando orientaba.
Llegamos rápido a la prueba especial que nos tomó 1 minuto ya que yo había visto unas
planchas de goma a 30 mts del PC y llené la bolsa al toque.
Ahí vimos a unos detrás nuestro y nos entusiasmamos…. No estábamos últimos.
Tomamos la canoa y metimos remo durísimo pensando que eran 10 km como nos había
dicho nico…… estimamos que fueron como 14 y los hicimos en poco más de 2 horas.
En cada recodo esperábamos ver el club y nada… quique nos entusiasmaba diciendo
que estaba detrás de aquel sauce… yo metía un sprint y me acalambraba los hombros y
…. Nada…. Otro recodo.
Finalmente llegamos y nos arrastramos a la llegada. Vimos que los que estaban detrás
nuestro habían marcado hacía unos 7 minutos…. Se fueron en bici.
Con la cabeza en alto llegamos a la entrega de premios doloridos, cansado pero con el
orgullo intacto. Una gran experiencia con un grupo de gente excepcional.
De mi parte, Agradezco a Uruguay Extremo haberme dado una oportunidad y bancar mi
ansiedad en cada repecho así como en cada comentario.
AL llegar a casa a las 11 pm con los pies hechos pomada, chequée chipsadventure para
ver qué recomendaciones tenían para el tema ampollas. Enhebré hilo con alcohol y al
sobre.
Muy buena la organización en todo sentido, desde la información turística, el recorrido
(aunque largo) y toda la logística que estuvo bien manejada.

Por último, Agradezco a Arturo (asistente) un verdadero valor.
Hasta la próxima.
Alen (Uruguay Extremo)

Leave a comment